martes, 20 de septiembre de 2016

Emery y Matuidi, en el fuego cruzado del dueño del PSG con sus ultras


El pasado viernes, tras el apabullante 0-6 en Caen, los jugadores del PSG se acercaron a las gradas para agradecer el apoyo de los Collectif Ultras Paris (CUP), una de las peñas más radicales del club parisino. En principio, los 200 hinchas tenían prohibida la entrada al Stade Michel d'Ornano, aunque finalmente las autoridades de Caen permitieron su acceso y no se registraron incidentes. Sólo unas horas después, los CUP colgaron un vídeo donde Blaise Matuidi, una de las estrellas del equipo, solicitaba su regreso al Parque de los Príncipes, donde no pueden asistir en directo a ningún partido desde hace cinco años.
El apoyo de Matuidi también quedó refrendado el lunes por el técnico Unai Emery. "El ambiente en nuestro estadio ya es muy bueno. Sin embargo, me gustaría que todos los aficionados que aman al PSG estén con nosotros y lo vivan con nosotros, siempre con un buen comportamiento", adelantó el preparador vasco en la rueda de prensa previa al partido del martes ante el Dijon. "Es importante contar con el apoyo y el calor de todos los hinchas", remató Emery.
No es la primera vez que el entrenador participa en el debate sobre el posible regreso de los CUP al Parque de los Príncipes, donde tienen vetado el acceso desde octubre de 2011, cuando el jeque Nasser Al-Khelaifi asumió el control del club. El pasado agosto, Emery calificó este asunto como "importante". "Lo más importante del fútbol son los sentimientos y en este equipo quiero a gente que me aporte en este sentido", valoró.

"Libertad para los ultras"

Estas declaraciones sorprendieron a la opinión pública francesa, ya que llegaron apenas unas horas después de que casi un millar de radicales protestaran en los alrededores del Camp des Loges, la ciudad deportiva del PSG. En una de las pancartas desplegadas aquel día podía leerse: "Libertad para los ultras".
Según explicó el presidente de los CUP, conocido como Romain, el club había anulado 350 entradas adquiridas entonces para el partido en Mónaco y otras 250 para el duelo en Caen. Finalmente, los ultras sí pudieron acceder al estadio el pasado viernes.

La polémica, desde luego, parece haber llegado a la mesa de trabajo de Al-Khelaifi, que se reunirá en los próximos días con los ultras para intentar aclarar la situación. Así al menos lo confirmaron los líderes de los CUP, sin ofrecer más detalles del encuentro, ni de las condiciones del posible acuerdo.
En este clima de tensión se encuadra también el vídeo de Matuidi, distribuido por los ultras este lunes. "Es importante que volváis pronto. Os estamos esperando", afirma el internacional francés, uno de los referentes del vestuario. "Esperemos que volváis, porque sin vosotros, de verdad, es más complicado ganar", ratificó el centrocampista, que en sus cinco temporadas en París nunca pudo contar con el aliento de los ultras en el Parque de los Príncipes.
FUENTE: El Mundo