lunes, 16 de enero de 2012

Herberts, a working class culture

 El termino "herbert" es usado para definir la vida ociosa de un chaval de la clase obrera inglesa lejos del trabajo: fútbol, pub, billares,...Hacía finales de los años ´70 los Cockney Rejects fueron los principales portadores de estos valores. El movimiento "herbert" nace oficialmente con la explosión del sonido Oi! (hacía finales de los años ´70, el Oi! es un género musical que nace directamente del punk, pero que se contradice con este por sus temáticas sociales y políticas) y podemos hablar de muchachos que se juntan con skins y mods en los conciertos para escuchar desde bandas cañeras tipo Sham 69, Cock Sparrer, Angelic Upstarts hasta sonidos más bailables y jamaicanos como los que bajo la etiqueta de "2 tone" realizaban grupos como The Specials, The Selecter, The Madness, etc...

 Sin embargo, los verdaderos idolos para los chavales que atestaban los pubs de Londres a finales de los ´70 eran los Cockney Rejects, que conquistaron los corazones de los chavales porque conjugaron a la perfección el binomio skins-fútbol con varios éxitos que entraron de lleno en la historia de la cultura skinhead, un par de ellos relacionados con el mundo balompédico, y que sirvieron de base para la creación de nuevos buenos grupos como The Gonads, Peter and the Test Tube Babies, The Toy Dolls, etc...El primero de estos temas fútboleros que alcanzaron el estrellato con los Cockney es la archifamosa versión del "I´m forever blowing bubbles" con sonido Oi!, es decir el himno callejero del West Ham y el segundo es la violenta y contundente "We are the firm", dedicada a los gamberros del equipo del East End, los Inter City Firm, de los cuales los Cockney Rejects formaban parte.
 Retomando el tema de los herberts, podemos hablar de que aglutinaban la tendencias de las subculturas skinhead (botas, camisetas y polos Fred Perry, camisas Ben Sherman, bomber Alpha, pantalones Levi´s y pelo corto, aunque nunca rapado) y de los Hard Mords (con un excesivo uso de prendas Lonsdale, Harrington´s y Doc Marteen´s), añadiéndoles camisetas y bufandas del equipo local los días de partido. Como tantas otras culturas en Inglaterra fue una cultura multirracial, donde se podían ver blancos y negros con la misma estracción de clase obrera y los mismos gustos por las peleas en el fútbol, las cervezas en el pub y los conciertos de música hecha por y para los chicos de la calle.
 Uno de los herberts más reconocidos en toda la historia fue el bajo de "The Clash", Paul Simonon, que era muy del gusto de liarse a hostias con hooligans de otros equipos londinenses. Paul era del Arsenal y verdadero fanático del balompie, a diferencia del desaparecido Joe Strummer (D.E.P.) que era del Chelsea. Y Paul era un herbert, aparte de por su pasión futbolera por que siempre se rodeaba de sus viejos amigos en torno a canciones jamaicanas en el pub Flamingo, en Brixton, entre el humo del tabaco, las pintas de cerveza y las partidas al billar.

 En el Estado Español, no recuerdo a ningún grupo que haya reivindicado como tal por alguno de sus miembros este movimiento, hoy practicamente desaparecido. Pero en Italia se dieron casos de grupos que tomaron este nombre o formaron secciones en grupos establecidos: Así, en un primer vistazo, en la ciudad de Genova en ambas curvas, en Roma dentro de los Fedayn, en Bologna o en Perugia dentro de los Ingrifati y de la Armata Rossa.

3 comentarios:

Easo Firm dijo...

Herberts RCD, sección ¿extinta? de los Blues. Por si te sirve: http://img209.imageshack.us/img209/967/foroimg9578em4.jpg
Un saludo desde Gipuzkoa.

Anónimo dijo...

Muy buen aporte.
Nos alegramos de volver a leer este tipo de entradas.

Un abrazo

Orgullo tatengue dijo...

Gracias Banda Izkierda y Gracias compa del Depor.. Soy de Argentina y si bien algunos grupos Skins hay en las tribunas porteñas, para mí que soy del Interior (Santa Fe)es mas dificil hacer esta movida... por si les interesa busquen en Facebook "Orgullo Tatengue" q es mi página; y si kiern los agrego y seguimos hablando. Salu!